Rock and Roll Radio: BUNKER HILL

lunes, 10 de septiembre de 2007

BUNKER HILL


Escuchar por primera vez a Bunker Hill no puede dejar indiferente a nadie y, con más razón, si lo primer que escuchas es la conocida "The Girl Can't Dance", una de las canciones más salvajes de la historia del rock'n'roll. Imprescindible para cualquier buena fiesta rocanrolera. Delicioso y explosivo cóctel de una especie de Little Richard aun más loca, si cabe. Está claro es que Bunker Hill no pasa de desapercibido allá donde suena y hasta puede parecer difícil de creer que fuera un religioso cantante de gospel...

Llamado en realidad David "Dave" Walker, nació en Washington el 5 de Mayo de 1941. Antes de entrar en el mundo de la música fue boxeador profesional, actividad que compaginaba a la vez con su primer grupo. Obtuvo numerosos premios e incluso algunos de sus combates llegaron a retransmitirse por televisión. Pero en 1962, la vida de Walker cambiaría al entrar a formar parte del grupo de gospel The Mighty Clouds Of Joy, antiguamente conocidos como Sensational Wonders y liderado por un chico de 14 años llamado Wille Joe Ligon.

The Mighty Clouds Of Joy - When they ring them golden bells (1964)

The Mighty Clouds Of Joy - Just Look (1964)

Éste era el típico grupo de gospel que comenzó haciendo sus pinitos en pequeñas iglesias de barrio de Los Ángeles y que cosecharía algunos éxitos, sobretodo en la década de los 70-80 ya sin nuestro Bunker Hill en la formación. Han compartido escenario con estrellas como Aretha Franklin, Marvin Gaye o los Rolling Stones y han aparecido en conocidos programas de la televisión americana aparte de obtener premios Grammy. Actualmente, continúan en activo.

Con The Mighty Clouds Of Joy, David Walker tuvo la oportunidad de interpretar como solista un par de canciones, entre ellas, "Youl'll never know" (canción que él mismo escribió y que apareció en 1963 como single en Peacock Records y, posteriormente, en el LP de The Mighty Clouds Of Joy, "Family Circle"). Pero sin duda, lo más importante de su breve carrera musical debe agradecérselo a Link Wray, quien después de escuchar su voz quedó enseguida con David para grabar en el estudio que su hermano Vernon Wray tenía en su casa en Washington. En sólo un par de sesiones en el año 1962 grabaron varios temas que más tarde saldrían a la luz. Fue por estas fechas cuando David Walker tuvo que ponerse un alias porque no quería que se le asociara con el componente de un grupo gospel. Además, de esta manera los Mighty Clouds desconocerían su otra faceta totalmente opuesta al estilo de música que hacían y así, no se vería obligado a abandonar su grupo paralelo. Su apodo se lo debe a los hermanos Wray. En principio optaron por "4 H Stamp" pero finalmente quedaron en que se llamaría "Bunker Hill", igual que una famosa batalla entre ingleses y americanos durante la guerra de la Independencia. Poco después de establecer la amistad, Vernon Wray se convirtió en el promotor de Bunker Hill y junto con Link Wray & The Raymen hicieron una gira por todo Washington.

Los tres singles que David Walker alias Bunker Hill grabó a principios de los años 60 fueron editados por Mala Records, gracias a que Vernon Wray se encargó de llevar algunas copias master de las que Walker había grabado en su casa a Yale y Jack Fine, jefes del sello. En 1962 aparecería su primer sencillo:

"Hide And Go Seek Part 1/2"

Con Link Wray a la guitarra, la canción hace referencia al famoso juego de "El escondite”. La canción tuvo que ser dividida en dos partes porque no cabía en una sola cara, y "Red Riding Hood And The Wolf", que en principio iría en la cara B, fue sustituida por la segunda parte de "Hide and go seek". Fue todo un éxito para el tipo de canción agresiva que era para aquella época y, el 25 de Agosto de 1962 entró al puesto 33 de la lista del Bilboard, donde permaneció 13 semanas y en las listas de R&B alcanzó el puesto 27. El single salió también en Canadá de la mano de Barry Label, y en Europa, Stateside Label se encargó de que los suecos e ingleses pudieran disfrutar del rock'n'roll de Bunker Hill. Intermission Records lo sacó compartido con el "Ten Commandments Of Love" de Harvey & The Moonglows. Para el (mejor) director (del mundo) de cine (basura), John Waters, es una de sus canciones favoritas, y ha dicho de ella que es “la mejor canción para bailar el Bodie Green”, lo que se puede ver en su película "Hairspray" cuando los protagonistas están en la tienda de discos de Motormouth Maybelle mientras suena "Hide And Go Seek" (ver esta escena me pone los pelos como escarpias!!!). Por supuesto, como todo lo bueno, esta canción fue censurada en la radio por su "contenido sexual" (¿?).

El segundo single salió poco después:

"Red Riding Hood And The Wolf"/"Nobody Knows"

Ambas escritas también por él, aunque no tuvieron el mismo éxito que la anterior. La cara A cuenta la historia de Caperucita Roja y el Lobo Feroz. Puede que sean las más “tranquilas”, sobretodo Nobody Knows, pero no por eso dejan de ser unos TEMAZOS. Estas canciones se pueden encontrar en diferentes recopilatorios de rock’n’roll guarrete.

Ya en 1963 y antes de dar paso a su mayor éxito, Link Wray grabó “There's A Hole In The Middle Of The Moon” / Dancing Party”, donde Bunker Hill hizo coros en la cara B.

No estoy muy segura, pero parece ser que Mala Records poseía más material de Bunker Hill con el que planeaban sacar un álbum. Esto nunca llegó a ocurrir, así que lo último que nos dejó fue un single que salió en 1963 con su salvajada más conocida:

“The Girl can’t dance” / “You Can't Make Me Doubt My Baby"

La cara A, puro 50s PUNK (aunque sea rock’n’roll y de los 60s, vale), una canción, vuelvo a repetir, que no puede faltar en ninguna fiesta, dada a conocer años después gracias a la labor de sellos como Crypt o Norton y sus recopilatorios y reediciones de singles oscuros como del que hablamos. Además, “The Girl Can’t Dance” ha sido versionada por los belgas Sin Alley (rebautizada con el nombre del “The Guy Can’t Dance”, ya que la canta una chica…), Evan Foster para un disco tributo a Link Wray (pedazo de versión) y la banda más basura y golfa del planeta: Ulan Bator Trío.

Todo el material de Bunker Hill puede encontrarse en diferentes recopilatorios como el volumen 4 de Back From The Crypt, Talking Trash!, Instant Garage (de la revista Mojo), un par de volúmenes de los Missing Links de Link Wray editados por Norton Records… de hecho, ha sido este sello el que parece que se ha visto más preocupado por sacar su material a la luz. Puede encontrarse un single compartido con Link Wray “Friday Night Dance Party”/”The Girl Can’t Dance”, y lo último fue la reedición del "Hide And Go sEC”. Por mi parte, esperemos que sigan con esta labor.

A partir de aquí, poco más se sabe sobre Bunker Hill: estuvo un par de años más con los Mighty Clouds of Joy y se dice que en los años 70 se fue a vivir a Texas o a Nueva York y que posiblemente ya no esté entre nosotros, aunque no se puede con firmar nada. Y, por cierto, no intentéis buscar más fotos suyas porque sólo existe una y, como mucho, alguna otra en la que esté con los Mighty Clouds Of Joy. Sea como sea, Bunker Hill será para siempre toda una leyenda del rock’n’roll!!!!!!

(Es evidente que no hubiera podido hacer este artículo sin tener como referencia principal la biografía más completa que hay de Bunker Hill por Pete Hoppula, creador de una de mis páginas favoritas: Wang Dang Dula!

El resto de la información se la pregunté a él mismo mediante correo electrónico o la he encontrado de potra por ahí).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Está de pm el artículo y tó lo que tú haces !
Saludos.

[†] Rockera Mutante [†]

javistone's dijo...

Muy interesante, las dos canciones de los videos son incendiarias.
Un saludo!

Los Chicos dijo...

QUe grande Bunker Hill!!!!!!!!!
Totalmente de acuerdo en que The Girl can't Dance es de las canciones mas salvajes de la historia, menuda animalada!!!
gracias por los videos, no conocía esa faceta suya, y molan un huevazo.
Ah, y enhorabuena por la música que tienes seleccionada. La pena es que aquí no puedo oir nada, sino sería perfecto estar leyendo sobre Bunker Hill escuchando a Shirlley Ellis.
Un beso
Gerardo